}

Servicio Urgencias

Desprendimientos

Z

Financiamos tu obra

Hasta 10 años

Estamos en

Avenida Brasil, 6

Renovar el aislamiento térmico
agosto 5, 2021

Para renovar el aislamiento térmico de una construcción, es necesario tener en cuenta que no todas las estructuras son iguales energéticamente. Existen diversos elementos que se deben valorar antes de seleccionar el tipo de aislamiento que se utilizará. Entre ellos están la posición geográfica, los materiales de fabricación y la orientación. Si quieres conocer más detalles sobre cómo reorganizar el aislamiento para obtener una temperatura cálida y de confort, continúa leyendo las siguientes líneas.

¿Qué es el aislamiento térmico?

Tipos de materiales para renovar el aislamiento térmico Se conoce como aislamiento térmico, al conjunto de materiales y prácticas que se realizan en una construcción para separar las condiciones climáticas del exterior, o de cualquier otro espacio. Todo esto, con el objetivo de reducir la transmisión de calor o frio entre ambas partes.

Sin duda alguna, este tipo de revestimiento es una de las mejores opciones cuando de ahorro energético se trata.

Tipos de materiales para renovar el aislamiento térmico

Es posible que el aislamiento térmico de tu vivienda haya llegado a su fin, y no mantenga el ambiente en las condiciones favorables que deseas. Si este es tu caso y deseas renovar el aislamiento térmico, a continuación, te detallaremos los principales materiales que puedes utilizar:

Poliestireno expandido (EPS)

Conocido como el clásico corcho blanco, es un material sintético muy fácil de utilizar, ya que no requiere de tratamientos especiales, o medidas de protección para poderlo colocar en funcionamiento.

Este material, es posible encontrarlo en diferentes dimensiones que garantizan un excelente rendimiento térmico en el lugar donde se coloque.

Poliestireno extruido (XPS)

Aunque es muy similar al material anterior, tiene la particularidad de que se puede mojar y no pierde su efectividad. Tradicionalmente, se utilizaba a través de planchas de diferentes espesores en las cubiertas de los hogares.

Además, el Poliestireno extruido tiene la capacidad de soportar peso sin deformarse, o disminuir su porcentaje de aislamiento térmico.

Espuma de poliuretano (PUR)

Se caracteriza como un tipo de material bastante aislante, debido a que está compuesto básicamente de azúcar y petróleo. Todo esto le permite ser una espuma rígida, con celdas cerradas y un alto nivel de conductividad térmica.

¿Qué es el aislamiento térmico?

Además, la espuma se suele adherir de manera sencilla a las diferentes superficies en donde se ubica, razón suficiente para que la absorción de la humedad sea bastante reducida.

Lana de roca

Los paneles térmicos de lana de roca, están compuestos en su mayoría por roca volcánica. Dicho material, es fundido a altas temperaturas y transformado a través de diversas técnicas, que al final, dejan como resultados las láminas que se implementan en los procesos de renovación, o colocación de los aislamientos térmicos.

Lana de vidrio

También conocida como fibra de vidrio, esta destaca por su composición que es totalmente natural. Asimismo, cuenta con una buena receptividad de aislamiento, y se coloca a través de láminas o paneles de diferentes dimensiones. Además, se distingue como otro de los tipos de materiales de aislamiento que resisten adecuadamente a los ambientes de humedad.

Estos son los principales materiales utilizados en la instalación o para renovar el aislamiento térmico. No obstante, para quienes desean implementar otro tipo de materia prima, pueden adquirir, corcho, vidrio celular, recortes de madera, algodón, entre otros.

Beneficios del aislamiento térmico

Renovar el aislamiento térmico Cuando se instala en la vivienda o cualquier otra construcción este tipo de revestimiento térmico, son muchos los beneficios que se tienen tanto en épocas de invierno como en verano. Entre algunas de ellas podemos destacar las siguientes:

  • Reduce de manera significativa el consumo eléctrico, ya que la pérdida de calor o frio es mínima.
  • Permite que la temperatura en el interior de la vivienda sea mucho más uniforme, garantizando en todo momento la comodidad de los usuarios.
  • Evita la concentración de agentes contaminantes como la humedad, el moho, y las diferentes condensaciones de líquidos.
  • Además de proporcionar un aislamiento térmico, también reduce en gran medida el ruido que viene del exterior de la vivienda.
  • En caso de que desees valorar la casa, este elemento energético le suma al valor de forma significativa.
  • El aislamiento térmico y la renovación se pueden ejecutar en diversas áreas de la vivienda, como, por ejemplo: fachadas, cubiertas, suelos, techos, tuberías, entre otras.

Todos estos, son solo algunos de los beneficios que ofrece el aislamiento térmico. No obstante, cuando desees renovar el aislamiento térmico o instalar este sistema de protección, es indispensable que busques profesionales en el área, que sepan cómo colocar y aplicar las diversas técnicas de instalación de forma correcta.

× ¿Podemos ayudarte?