}

Servicio Urgencias

Desprendimientos

Z

Financiamos tu obra

Hasta 10 años

Estamos en

Avenida Brasil, 6

Retirada de amianto
diciembre 5, 2022

La retirada de amianto es una actividad regulada por la ley a partir de 2002. Año en que se estableció que el mineral amianto era peligroso para la salud. A pesar de sus cualidades de resistencia al calor, al fuego y a la corrosión, muy deseables en la industria, producto de su degradación se producen micropartículas tóxicas.

¿Cómo afecta el amianto a la salud?

La degradación de las fibras del mineral amianto liberan al aire partículas microscópicas consideradas como tóxicas, y catalogadas como carcinógenas, según la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Debido a esa toxicidad y a su relación con la incidencia de enfermedades como cáncer de pulmón y la fibrosis pulmonar, su manipulación debe controlarse. Habiéndose ordenado su retirada de las construcciones antiguas, tomando las medidas de seguridad pertinentes.

Normativa para la Retirada de amianto

La normativa para la retirada de amianto, tiene alrededor de dos décadas. Y las construcciones anteriores a la promulgación de los Decretos de Ley, (año 2002) son sujetas a revisión para la eliminación y retirada de los elementos que contengan amianto en las mismas.

¿Cómo afecta el amianto a la salud?

La retirada del amianto, conocido como asbesto, solamente puede ser realizada por una empresa inscrita en el Registro de Empresas por Riesgo con Amianto, RERA. La Legislación Española, es firme respecto a las medidas de prevención y protección que deben cumplir quienes se encargan de manipular este material.

Estos trabajos se regulan mediante el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo. Por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajadores con riesgo de exposición al amianto.

Que empresas constituyen el RERA

Normativa para la Retirada de amiantoLas empresas pertenecientes al Registro de empresas con Riesgo por Amianto, RERA son las únicas autorizadas para realizar los trabajos de retirada de amianto en los edificios, industrias y construcciones donde se compruebe su existencia.

Estás empresas deben mantener de forma actualizada la ficha de inscripción presentada en el RERA, los planes de trabajo aprobados, fichas para el registro de la evaluación de la exposición en los trabajos con amianto y fichas para el registro de datos sobre la vigilancia sanitaria de los trabajadores.

Los planes de trabajo se presentan para su aprobación ante la Autoridad Laboral correspondiente al lugar de trabajo en el que vayan a realizarse los mismos. Los planes de trabajo se establecen y regulan por el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo. El cual es aplicable a las operaciones y actividades en las que los trabajadores estén expuestos a fibras de amianto.

Aplicabilidad de la normativa de retirada

La normativa establecida legalmente para la retirada de amianto se aplica de manera general en situaciones donde exista el riesgo de presencia de amianto o materiales que lo contengan. Tal es el caso de: trabajos de demolición de construcciones anteriores al 2002. Y trabajos de desmantelamiento de elementos, equipos y maquinaria que lo contengan.

Solo las empresas inscritas en el RERA, están autorizadas para la retirada de amianto. Por ello, quien manipule o retire amianto de alguna obra, o deseche elementos que contengan este mineral, será afectado por sanciones de índole económica o penales.

Si la empresa que retira el amianto no tiene autorización, la sanción recaerá sobre esta. Ya que es la responsable de la seguridad de los trabajadores. Además, las sanciones pueden darse contra ayuntamientos o técnicos municipales.

Medidas de prevención y protección contra los riesgos de exposición al amianto

Retirada de amiantoSiempre puede existir la posibilidad de una exposición mayor al valor limite recomendado, a pesar de utilizarse medidas técnicas preventivas para limitar el contenido de amianto en el aire. Por ello es necesario establecer medidas para garantizar la protección de los trabajadores.

Los trabajadores de retirada de amianto deben usar un equipo de protección especial de las vías respiratorias. Y los demás equipos de protección para trabajos de demolición necesarios, provistos por la empresa contratante.

En el lugar de la obra debe indicarse, mediante paneles de advertencia. Que es posible que se sobrepase el valor límite de polvo amianto en el aire. Y se debe evitar la dispersión del mismo fuera de los lugares donde se realizan los trabajos.

La retirada de amianto debe ser supervisada por una empresa cualificada en este tipo de trabajo. Con el fin de, hacer la aplicación correcta de los procedimientos y de las medidas preventivas previstas en estas actividades.

× ¿Podemos ayudarte?